WhatsApp es una aplicación maravillosa, que nos ayuda a estar conectados con nuestros seres queridos, nos permite hacer grupos con los amigos del colegio, con la familia…

WhatsApp

El problema está en los grupos que otras personas hacen y nos invitan, como los de apoderados del curso de cada uno de los niños, los compañeros de pega, los grupos de invitación a cumpleaños, etc. Son grupos en los que hay un montón de gente que no conocemos mucho, o sencillamente no conocemos para nada. Esto a veces significa encontrar distintos tipos de personas an cada grupo, algunas maravillosas y otras no tanto. 

 

Les quiero dejar una lista de las que he encontrado yo, a lo largo del tiempo, en distintos grupos de WhatsApp en los que he estado o estoy actualmente.

1.- La de los buenos datos

Una de sus principales características es que es una galla súper simpática, que le cae bien a todo el mundo y tiene millones de amigos y conocidos. 

Esta mina es bacán, tiene muchísimos datos, de todo tipo, y es muy generosa para compartirlos. Si necesitas un gásfiter, un electricista, un pintor de brocha gorda, ella es la persona a quien le debes preguntar. Además cuando el maestro en cuestión sabe que fue ella quien lo recomendó, hace mejor el trabajo, para no quedar mal con ella, porque es la fuente de la mayoría de sus clientes. 

También es la reina de los datos de cumpleaños, tiene datos BBB (bueno, bonito y barato) de animación de cumpleaños, arriendo de inflables y juegos para niños, animación, pintacaritas, mago, catering para adultos y niños, etc. 

A la hora de hacer regalos, ella conoce a microemprendedores de todo tipo para que puedas hacer regalos especiales (nada de regalos de mall). Esto último también sirve si tú tienes un emprendimiento propio, porque ella te va a poder ayudar haciéndote publicidad en los miles de grupos de WhatsApp en los que participa.

Esta mina es una joya, debes cuidarla como hueso de santo porque no hay muchas como ella.

2.- La despistada

Yo he sido la despistada en más de un grupo de WhatsApp. Seguro que a muchas nos ha pasado.

Tiene distintos perfiles, pero los dos principales son:

La trabajólica despistada, ella trabaja todo el día, después corre a la casa a estar con su familia, tiene re poco tiempo para la copucha del grupo. Suele meterse a WhatsApp un la noche, después que los niños se quedaron dormidos y ahí se encuentra con un millón de mensajes y recién se entera de todo lo que está pasando. 

La despistada por naturaleza, esta galla es la que se le queda el teléfono en silencio o lo olvida en la casa y no lo revisa hasta la tarde, para enterarse atrasada de lo que ha pasado en los grupos del colegio, de amigas, etc.

Estas mujeres son un amor, pero tienen demasiado en la cabeza como para estar pendientes de los chats, así que mejor les perdonamos por adelantado que no nos contesten y esperamos a la noche a que se pongan al día con los mensajes.

3.- La Ayatolah

El nombre viene de “halla to’ las weás malas”, la típica mina negativa, criticona, que se cree la mejor del mundo y siente que su deber en la vida es recordarle al resto lo mediocres que son y como ella hace todo mucho mejor. 

WhatsApp

Critica a los profesores, critica al personal del colegio, critica que les mandan mucha tarea o que no les mandan suficiente. Nunca le gustan los libros que los niños leen, ni los textos que usan, ni cuántas horas de cada ramo tienen, si las tienen una por día o todas juntas, nada le gusta a ella.

Siempre se hace la loca cuando se dividen las responsabilidades a la hora de organizar un paseo, en especial el de fin de año. El problema es que después anda pelando todo lo que se hace en esos paseos. Que el lugar es rasca, que la comida es poca, que la piscina es muy grande (o muy chica), que el pasto estaba muy largo, que no había suficientes árboles que dieran sombra… cualquier cosa es buena para quejarse. 

A la hora de hacer regalos grupales (fin de año, día de la educadora, etc.) ella siempre va a encontrar que lo que compraron está mal, o es muy caro, o es muy rasca y ella podría haberlo hecho mejor y comprado algo mucho más bonito con la plata que juntaron. La cosa es quejarse.

 No tiene problema en comentar todo lo que le parece mal en el chat de los padres, aunque le hayan dicho en varios tonos que ese no es el lugar para hacer ese tipo de comentarios. Le han dicho que si no le gusta como lo hacen los demás mejor que ella se ocupe de hacerlo y así no va a tener de qué quejarse. Pero ella se hace la loca con las responsabilidades y sigue en el palco de los quejumbrosos.

Mejor evitar a esta mina, discutir con ella es inútil, tiene años de experiencia en criticar y nunca le va a encontrar la razón a alguien que no sea ella misma. Al final ignorarla es lo mejor. 

4.- La prendida

Ella prende con agua, siempre apaña en todo, full aferrada.

WhatsApp

Si hay que organizar algo, siempre es la primera en ofrecerse voluntaria para todo. Como es amiga de la de los buenos datos, entre las dos consiguen todo lo que hace falta para el evento que sea (kermesse, aniversario del colegio, glorias navales, etc.). Llega temprano al colegio para pintar el escenario del festival de la voz, adornar, vestir las sillas para la graduación, etc. Siempre se la juega al 100% por el curso y porque todas las celebraciones salgan bien.

Es una galla super chora, pero intensa, así que hay que ser capaz de seguirle el ritmo.

5.- La arrugona 

Esta mina se ofrece de voluntaria, pero al final termina tirando el poto pa’ las moras y no haciendo nada de lo que se ofreció a hacer. El cacho es que avisa tan tarde que no va a poder hacer las cosas, que termina poniendo a más de uno en problemas. La prendida suele parchar sus fallas y hacer ella la pega y la Ayatolah encuentra en ella un enemigo a quien pelar por irresponsable.

Ella no es mala, sino que tiene muy mala planificación del tiempo, entonces se compromete a hacer cosas sin considerar que no siempre tiene el tiempo para hacerlo. También hay casos en los que es de floja y dejada que no lo hace, si tampoco es una blanca paloma…

6.- La conciliadora

WhatsApp

Ella es un pan de Dios, nunca quiere molestar al grupo, ni pelearse con nadie. Ella es la que siempre sale a defender a quien esté siendo víctima de la Ayatolah. Es la que propone una opción menos extrema para todas las discusiones. Siempre está buscando el punto medio, para ver si puede calmar las aguas y evitar problemas. Siempre quiere que todo esté en paz y ojalá que todos los papás del curso sean amigos y se lleven bien. 

7.- La de las cadenas

Esta galla manda todo tipo de cadenas por WhatsApp, el árbol de la amistad, la del día de los enamorados, los buenos deseos de Navidad, etc. Más de una persona le ha comentado en privado que sería bueno que no lo siguiera haciendo, pero ella hace caso omiso a esos comentarios y manda cadenas todo el tiempo.

8.- La paleteada

Ella suele tener más tiempo disponible que los demás, ya sea porque es dueña de casa, o porque trabaja medio tiempo, la cosa es que tiene más tiempo que los demás

WhatsApp

Si hay que comprar stickers redondos de 15mm de colores, ella parte a Meiggs a comprar y les avisa a los demás papás por WhatsApp que los encontró y se ofrece a llevar para todos, que le avisen quienes quieren y después le transfieren. Lo mismo pasa con cualquier otra compra rara que haya en el colegio, ella siempre se ofrece para comprar para todos, para que no tengan que pegarse el pique a comprar.

 

Cuando están organizando la kermesse es la que lleva todas esas cosas chicas que a nadie se le ocurrieron hasta última hora, los plumones, una cartulina para los precios, una caja para guardar la plata, sencillo para dar vuelto, etc.

A ella no le molesta, de hecho lo hace con gusto y nunca se queja.

9.-La parlanchina

WhatsApp

A ella le encanta hablar, está siempre escribiendo en el grupo, para contar cosas, para mandar fotos, etc. Eso no le molesta a nadie, pero lo malo que tiene es cuando se pone a hablar de uno a uno con alguien del grupo sobre cosas que solo a ellas dos les incumben. En vez de hacerlo en privado, en un chat de WhatsApp solo para ellas dos, lo hacen en el grupo. Llenan el chat, con cosas que a nadie le interesan, y si a alguien se le ocurre comentar algo acerca de por qué no lo hablan en privado, se ofende tanto que se va del grupo.

Al final pasan un par de días y su cómplice de las capuchas termina pidiéndole al administrador del grupo que, por favor, la vuelva a incluir, que ya se le pasó el enojo, que lo siente, que no se va a volver a repetir. El cacho es que nada de eso es cierto y después de unas semanas volvemos a tener el mismo problema, una y otra vez, ad eternum.

10.-La de los chistes/memes

Esta galla es un chiste, siempre tiene el meme perfecto para todas las situaciones. Ameniza los días lateros con chistes, algunos subidos de tono, otros sarcásticos, otros de frontón cochinos, pero ninguno come. Siempre sabe como hacer reír a los demás, es como un don que tiene.

Esta galla es un tesoro, cuídala porque siempre te hará reír y verle el lado amable a la vida.

11.- La desubicada

Esta galla es como una metralleta de comentarios políticamente incorrectos. No tiene filtro alguno, escupe lo primero que se le viene a la cabeza sin pensar en que puede ofender a otras personas con lo que dice. Se parece a la Ayatolah en el nivel de polémica que causa. 

Es lo que los gringos llaman «opinionated» una persona que cree fehacientemente en sus propias opiniones e ideas preconcebidas. El problema es que también es muy egocéntrica y considera que los demás DEBEN conocer sus opiniones, aunque no les interesen y no vengan a cuento en el grupo donde las está comentando.

WhatsApp

Ella tiene fuertes opiniones políticas y las comenta en lugares donde no corresponden, como los grupos de WhatsApp de papás del curso. Además se ofende y responde de mala manera a quienes no compartan su opinión y/o le digan (de buena manera) que ese no es el lugar adecuado para hacer comentarios políticos incendiarios y controvertidos como el suyo.

 

Lo mismo pasa con temas religiosos, opiniones acerca de la inmigración, temas de dinero, formas de criar a los niños, enfoques médicos, y un largo etc. 

El único consejo que puedo darles es que la ignoren, que no se preocupen de responderle ni de decirle lo desbocada que está siendo, porque lo que este tipo de mujer busca es una tribuna para discutir. Si no tiene dicha tribuna, va a terminar quedándose callada y llevando sus opiniones a otros lugares donde si pueda sacar roncha y generar polémica.

12.- La psicoseada

Esta mina es super cuática, se cree todo lo que lee en redes sociales, pero TODO TODO y además lo comparte por todos los medios posibles, incluyendo todos sus grupos de WhatsApp. 

Reenvía largos mensajes acerca de medicamentos que fueron retirados del mercado en Europa por ser tóxicos pero que en Chile se siguen comercializando (todo falso, por supuesto). También el audio de la niña que su tío trabaja en ENAP y que avisa que la gasolina va a subir un montón y que todo el mundo debe ir a llenar sus estanques de bencina. Este audio en específico produjo atoramientos importantes de tránsito en las inmediaciones de varias gasolineras hace unos años.

WhatsApp

Ha mandado más de una vez diversos textos acerca de como WhatsApp va a empezar a cobrar por su servicio y que debemos mandar este mensaje a XX número de personas para evitarlo, también la versión acerca de una nueva actualización de la app que desde ahora será pagada, que no la bajen, etc. 

Llena los grupos de mensajes incendiarios que suelen ser todos mentira, porque no se da la lata de googlear el tema a ver si es o no cierto (fact checking). Es cierto que en algunos casos muchos de nosotros (me incluyo), hemos hecho esto alguna vez, ella lo hace casi a diario, sin oír los consejos de los demás pidiéndole que deje de hacerlo.

Hay que tenerle paciencia a esta galla, hablar con calma con ella y mostrarle los desmentidos publicados respecto de todas las cosas que ella está compartiendo, a ver si entiende y deja de hacerlo. Es posible que esto no pase, pero esperemos que entre en razón.

13.-La hiperconectada

Esta galla es siempre la primera en contestar, porque está todo el día con el teléfono pegado a la mano. Suele convivir en más de una de estas categorías, en algunos casos es la paletada o la de los memes o la de los buenos datos

No es molesta per se, pero a veces sorprende lo rápido que contesta y nos lleva a pensar que puede no tener mucha vida propia más allá del teléfono…

 

Seguro que tú conoces a varias de estas mujeres, incluso más. Cuéntame si conoces a alguien en tus grupos de WhatsApp que no esté en estas 13 categorías y te gustaría agregar.

Cuéntame cuál eres (o cuáles, porque a veces caemos en más de una categoría), o si quieres etiquetas a tus amigas y las echas al agua de cuál tipo son ellas.