Esta es una época del año en que todo el mundo se acuerda de ponerse en forma, más por estética que por salud. Nos acordamos que en unas semanas más va a empezar la época de piscinas y tendremos que empezar a mostrar más la piel, pantalones cortos, poleras sin manga, vestidos, llegando al temido traje de baño. Eso es suficiente motivo para que empiecen las dietas y mucha gente vuelva a hacer ejercicio después de un invierno sin moverse más de lo absolutamente necesario. El problema es que un estilo de vida saludable es mucho más que hacer dietas estrictas tres meses al año.

Este solía ser mi caso, pasaba el invierno literalmente inmóvil y luego en primavera me acordaba de hacer ejercicio y un poco de dieta. Pero eso ha cambiado, ahora estar sano no es una opción, es la única forma en que podemos vivir. Parece un cambio súper drástico, de hecho lo es. No es una cosa que haya decidido a la ligera, tiene que ver con un plan a muy largo plazo que tenemos con mi marido.

Los números

  • La prevalencia de obesidad en Chile es de 24,8% en hombres y 32,8% en mujeres.
  • En el caso del sobrepeso, las cifras son altísimas, con un 64,7% en hombres y un 63,1% en mujeres.
  • Una de cada 11 muertes en Chile es atribuible a la obesidad (9,1%).
  • En Chile muere una persona con obesidad cada hora del día.

saludable

Las principales enfermedades asociadas a la obesidad, llamadas co-morbilidades, son la diabetes tipo II, la hipertensión, la hipercolesterolemia (altos niveles de colesterol en sangre), las enfermedades vasculares y coronarias y el hígado graso. La obesidad también está asociada a un incremento de hasta un 50% en las posibilidades de padecer cualquier tipo de cáncer, pero especialmente de cánceres mama, ovario, colon, hígado, páncreas, estómago y riñón.

Estos datos son bastante alarmantes y tanto mi marido como yo tenemos sobrepeso, no llegamos a estar obesos, pero si gorditos. Por esto nos hemos puesto a pensar en qué cosas podemos hacer para revertir esto y estar más sanos.

El plan

saludable

Lo primero fue empezar a comer más sano. Con la ayuda de una nutricionista empezamos a comer menos grasas saturadas (grasas malas) y más verduras y frutas preparadas de manera saludable. No siempre es fácil cambiar la forma en que comemos, en especial en nuestro caso es que somos muy buenos para comer. Tenemos la suerte de ser ambos bastante buenos para cocinar, lo que hace más fácil el tema de preparar en casa la comida, para asegurarnos que esté cocinada de manera saludable.

Una de las cosas que más nos cuesta es el tema de las colaciones, no estamos acostumbrados a comer cantidades pequeñas cada 2-3 horas. Como mucha gente aquí en Chile, comemos 3 comidas al día y pasamos largas horas sin comer entremedio. De a poco hemos empezado a disminuir los tamaños de las porciones al almuerzo y cena y a incorporar colaciones saludables entre comidas. Lo otro ha sido aumentar el consumo de agua, cosa que no hacíamos.

Esta nueva forma de relacionarnos con la comida es algo que hacemos como familia, queremos que las niñas vean que esto es un nuevo plan de vida, no solo que tiene relación con la llegada del verano, sino que es algo que nos va a acompañar en la vida. Queremos que la Emilia aprenda a comer y cocinar comida saludable de una forma natural. Queremos que la comida poco saludable no sea la norma en su vida, sino que sea una excepción. Que entienda que no estamos haciendo dieta, sino que esa es la forma en que nos alimentamos desde ahora en adelante.

saludable

También empezamos a hacer actividad física regularmente, vamos al gimnasio un par de veces a la semana, yo un poco más que mi marido porque tengo más tiempo durante el día. También hemos empezado a incorporar rutinas de ejercicio en nuestras salidas a pasear con las niñas. De esta forma queremos que ellas vean el ejercicio como algo entretenido y también como una parte de su vida. Planeamos mover nuestras vidas hacia un camino más saludable, para todos los miembros de la familia. 

Los motivos

En general los motivos que tiene todo el mundo para empezar una vida más saludable son bastante obvios. En nuestro caso incluyen temas estéticos, de salud en general, pero lo más importante es por nuestras hijas. Queremos estar con ellas el mayor tiempo posible, queremos poder acompañarlas en sus vidas y verlas salir de la universidad, casarse, conocer a nuestros nietos, etc. Esto es algo muy normal, todos los padres quieren ver a sus hijos crecer, formar familia y acompañarlos en sus vidas adultas, pero en nuestro caso es un poco diferente.

vacaciones saludable

Nuestra hija mayor tiene autismo, es bastante funcional, pero igual requiere de ayuda para realizar bastantes cosas de su vida diaria. Tiene 6 años y aún necesita ayuda para vestirse, para comer, para ir al baño; cosas que para su hermanita de 3 años son bastante más sencillas. Florencia tiene necesidades diferentes de los demás niños de su edad. Ella presenta desafíos sensoriales que la hacen muy susceptible a hacer crisis en situaciones estresantes. Tiene un menú bien restringido en lo culinario, no le gusta estar con mucha gente, menos con extraños. 

Mi marido y yo sabemos que nuestra hija mayor va a necesitar más apoyo y más atención de nuestra parte que los demás niños de su edad, incluso cuando vaya creciendo. Esperamos que con los años esta necesidad de apoyo se vaya haciendo menor, pero de todas formas sabemos que no es probable que llegue a ser 100% autónoma en su vida adulta. Esto representa un desafío importante para nosotros

Tenemos claro que Florencia posiblemente no sea capaz de valerse completamente por si misma en su edad adulta, mientras mi marido y yo estemos vivos y en condiciones de cuidar de ella, lo haremos.

hermanos bicicleta saludable

Cada padre tiene planes de criar a su hijo hasta los 18 años, dejarlos volar solos después de la universidad y esperar que vuelvan a ayudarlos en sus últimos años de vida. Los padres de niños con necesidades especiales planean criar a sus hijos hasta los 65, y luego deben dejar todo organizado para los siguientes 20 años después que ellos se hayan muerto. Y eso es lo que estamos haciendo ahora; prepararnos para esta con la Flo todo el tiempo que podamos, y en las mejores condiciones. Por eso debemos cuidar nuestra salud ahora, para que más adelante eso no sea un tema de mayor preocupación. 

 

Pero también sabemos que va a llegar el momento en que nosotros ya no estemos y que alguien se va a tener que hacer cargo de la Flo en ese momento. Lo más natural es que sea su hermana Emilia quien lo haga, por muy injusto que esto parezca. Sabemos que es mucho lo que le pedimos a ella, cuidar a su hermana mayor no es una pega sencilla. Por eso trabajamos día a día en cultivar la mejor relación entre ellas, y también de darle a la Florencia todas las herramientas para que la relación de ambas sea la mejor. 

saludable

Hay estudios que indican que los hermanos de niños con autismo tienden a tener mejor concepto de si mismos y más madurez que los hermanos de niños con desarrollo típico. También han demostrado que la relación cercana de niños con autismo con sus hermanos les ayuda a decodificar de mejor manera las interacciones sociales, ayudándoles en un área que suele verse muy afectada en las personas con TEA.  Otros estudios sugieren que los niños con autismo y sus hermanos generan vínculos y se relacionan de formas que no comparables con ningún otro miembro de la familia. 

Estos estudios me dan un poco de tranquilidad, al pensar que es posible que para la Emilia surja de manera natural la idea de ella hacerse cargo de su hermana a medida que van creciendo y nosotros nos volvemos mayores. Pero también tengo claro que somos sus padres los que debemos trabajar día a día para que la relación de ella sea la mejor.

La Emilia tiene solo 3 años, pero ya entiende que su hermana es distinta, entiende que la Flo tiene problemas para expresarse, que a veces le cuesta poner en palabras lo que le pasa. Ella muestra gran empatía hacia su hermana y bastante paciencia con ciertos comportamientos disrruptivos de la Flo. Admira a su hermana y quiere ser como ella, la imita, canta y baila como ella, la adora.

saludable

Con el tiempo espero que estos sentimientos crezcan y la Emilia pueda ayudar a contener emocionalmente a su hermana y ayudarla a «navegar» de mejor manera el mundo de las relaciones interpersonales. Mientras esto pasa, yo me ocuparé que ellas formen un lazo emocional firme que las ayude mutuamente a ser las mejores amigas.

Volviendo al tema inicial, mantenerme saludable se ha vuelto una obligación para mi, algo que va a afectar fuertemente no solo mi vida, sino la de toda mi familia. Por eso es algo tan importante. Les seguiré contando como nos va con esta cambio de vida que estamos aplicando.

 

Bibliografía

http://www.fao.org/chile/noticias/detail-events/es/c/1042961/

https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2017/01/4-Proceso-de-Implementación.pdf

https://www.cmed.es/actualidad/la-obesidad-y-sus-enfermedades-asociadas_306.html

Macks, R. J., & Reeve, R. E. (2007). The adjustment of non-disabled siblings of children with autism. Journal of Autism and Developmental Disorders, 37(6), 1060-1067. 

Knott, F., Lewis, C., & Williams, T. (1995). Sibling interaction of children with learning disabilities: A comparison of autism and down’s syndrome. Journal of child psychology and psychiatry, and allied disciplines, 36(6), 965-976.