Para los niños la rutina es muy importante, les dan la sensación de organización, saben lo que va a pasar en el orden en que va a pasar. Les quita la incertidumbre de no saber qué esperar. Para los niños con autismo esto es mucho más marcado. Es vital que tengan rutinas, sino se angustian mucho, el no respetar las rutinas previamente establecidas es muy complicado para ellos.

Antes del diagnóstico de mi hija yo no entendía cuan importante era este tema. Ella no tenía rutina del sueño, se dormía a la hora que quería, a veces en mi cama, a veces en la suya, a veces en brazos, a veces con la tele, un verdadero despelote!!

Cuando nos dimos cuenta que ella tenía un trastorno del sueño importante, el pediatra nos retó porque ella ya tenía dos años y no había rutina del sueño. No respetábamos la higiene del sueño, tan necesaria para desarrollar hábitos sanos a la hora de dormir. Así que nos pusimos las pilas y desarrollamos un «calendario» para dormir, primero en papel. Ahí definimos las etapas imprescindibles de la rutina del sueño, después yo contacté a una niña para que me hiciera un panel con la rutina del sueño en forma visual y resultó algo muy lindo y que a mi hija le simplificó mucho el tema.

rutina del sueño

Le agradezco mucho a esta chica el haber entendido lo que quería, porque le hice un dibujo enfermo de ordinario (no sé dibujar NADA!!).

Las etapas de la rutina son: baño, pijama, comer, lavarse los dientes, hacer pipí, acostarse y leer un cuento. Al lado de cada una hay un trocito de velcro de forma que se pueda ir moviendo la muñeca a medida que se van cumpliendo las etapas. A mi hija le encantó cuando se lo presenté, pasaron unas semanas hasta que se lo aprendió bien y ahora no es tan necesario estarlo viendo todo el tiempo. Sólo se usa como «ayuda memoria» por si hay alguna reticencia en realizar alguno de los pasos. El lavado de dientes no es uno de los favoritos, así que solemos usar el panel para recordarle que debe lavarse los dientes después de comer.

A la más chica también le ha servido mucho, ella también lo tiene internalizado, le gusta mucho mover la muñeca de una etapa a otra y la parte que más le gusta es leer un cuento!!

Les dejo la idea a las mamás que tienen problemas con la ida a dormir de sus hijos. No es necesario que sea un panel tan «producido» como este. Puede tener dibujos pintados a mano por el mismo niño, pueden ser imágenes sacadas de internet, puede ser como mejor le acomode a cada familia. Pero es muy buena forma de anticipar a los niños que es hora de dormir y ayudarlos a internalizar todas la partes que están incluidas en la rutina del sueño.