Ya se habrán dado cuenta que suelo hablar bastante acerca de la importancia de las vacunas en la salud de nuestros hijos. Es un tema importantísimo y solo a través de la información podremos derribar los mitos, inexactitudes y mentiras que se encuentran en internet, de la mano del movimiento antivacunas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) indicó que el movimiento anti vacunas es una de las 10 amenazas a la salud mundial para el 2019

Algunos artículos escritos por mi al respecto son:

En este caso les quiero contar como las mayores redes sociales están tomando serias medidas para limitar la distribución de información errónea, inexacta y falsa respecto del uso de vacunas.

YouTube

youtube antivacunas

El viernes 22 de febrero YouTube dejó de permitir que se emitan anuncios en los videos de varios canales que promueven el movimiento antivacunas. Esto se debe a que las marcas detrás de estos comerciales reclamaron acerca de los videos en los que sus anuncios eran exhibidos. 

Algunas compañías quitaron completamente los comerciales de sus marcas hasta que YouTube  tomara medidas al respecto. Entre las marcas que se manifestaron en contra de sus comerciales en los videos antivacunas fueron Hasbro, Nestlé, AT&T, Kellog’s y Epic Games. 

YouTube indicó, en un comunicado respecto al tema, que esto se hizo porque estos canales promueven información dañina y peligrosa. “Cualquier desinformación en temas médicos es especialmente preocupante” dijeron en el comunicado. También informaron que están haciendo esfuerzos para hacer que sea más fácil encontrar videos que hablen de los beneficios de la vacunación y también harán que los videos antivacunas no aparezcan en las listas de recomendación de la plataforma. 

Facebook

facebook antivacunas

La Academia Americana de Pediatría instó a Facebook a incluir en sus prioridades evitar la amenaza a la salud pública que significa el compartir información falsa al respecto. 

El 7 de marzo, Monika Bickert, vicepresidenta de Global Policy Management de Facebook, anunció que la compañía va a establecer medidas para “combatir la desinformación sobre las vacunas que existe en Facebook a través de la reducción de su distribución” y que, además, se establece el objetivo de “proporcionar a las personas información educativa sobre vacunas cada vez que se encuentren con información falsa acerca del tema. 

Los grupos y páginas que compartan información falsa acerca de las vacunas no aparecerán en las recomendaciones y serán más difíciles de encontrar, pero no serán eliminados de la red social.

Pinterest

pinterest antivacunas

Pinterest también ha bloqueado, desde fines de febrero, cualquier tipo de información relacionada con las vacunas. Si se busca en su motor de búsqueda la palabra “vaccines” o “vaccination” aparece el texto “Lo sentimos, no hemos encontrado ningún pin para esta búsqueda.” Además aparece un link a las políticas de Pinterest con el texto “Algunas personas han denunciado Pines de esta búsqueda. Avísanos si ves algo que infrinja nuestras políticas.”

Esto es parte de un plan de la red social para terminar con la desinformación relacionada con los post de antivacunas. Aún no se ha aplicado a todos los idiomas ni a todas las palabras o combinación de palabras relacionadas al movimiento antivacunas, pero de a poco se incluirían otros términos en este bloqueo.

Instagram

Instagram también ha informado que está tomando medidas respecto de este tema. Ya no se podrá ver en la barra de búsqueda y en los hashtags información respecto de páginas y posteos de contenido antivacunas.

Tras una revisión en Instagram, he podido ver que, tanto en inglés como en español, sigue estando disponible una gran variedad de información respecto del movimiento antivacunas. Es de esperar que tomen acción al respecto a la brevedad.

Aún sigue habiendo mucha desinformación respecto de las vacunas, mayoritariamente debido al movimiento antivacunas, que ha ido tomando fuerza en los últimos años. Se agradecen estos esfuerzos de parte de las redes sociales, pero no es suficiente. Debemos seguir presionando para que sean más y más los medios que se sumen a esta guerra contra la desinformación.

Lo que nos queda por hacer es luchar contra esto con la mejor herramienta que tenemos a nuestra disposición, LA VERDAD. Eso nos obliga a estar constantemente investigando, a revisar muy bien nuestras fuente, a consultar solamente fuentes confiables, a citar de manera correcta los medios de información que utilizamos y verificar lo que escribimos antes de publicarlo. Esta es una batalla de largo plazo, en pos de la salud de toda la sociedad, y es una batalla que de verdad vale la pena dar.

Porque las vacunas salvan vidas.