Este fin de semana ha sido muy interesante, hemos tenido varios pequeños triunfos con la Flo. Pueden parecer cosas mínimas, pero para nosotros son grandes avances que nos tienen muy orgullosos. Se avanza despacito, pero eso no importa, mientras se avance.

Para los que no saben, mi hija Florencia tiene 6 años y tiene autismo. Va a terapia ocupacional, psicológica y fonoaudiológica semanalmente. Tiene una hermanita de 3 años, Emilia, que es su mejor amiga y partner de juegos.

Estoy tan contenta con los avances de mi niña, que los quiero compartir con ustedes.

Expresar sentimientos

Anoche, mientras estábamos leyéndoles un cuento a las niñas para dormir, la Emilia estaba un poco gruñona de sueño y no quería que la Flo la tocara con las piernas dentro de la cama. Nosotros tratamos de explicarle que ella lo hace porque la quiere mucho y es una forma de expresar su cariño. Le recordamos que a la Flo le cuesta expresar sus sentimientos con palabras y que busca formas alternativas de hacerlo.

En ese momento la Flo dice «Que tiero mucho» y luego se corrige sola y dice «Te quiero mucho Emilia».

Alfonso y yo no podíamos creer lo que estábamos oyendo, las palabras más hermosas del mundo. Lo que siempre habíamos soñado.

Conversar

Esta mañana, mientras preparábamos todo para salir a dejarlas a sus talleres de verano, ella compartían el celular viendo videos en YouTube. La Emilia estaba tomando jugo mientras lo hacían.

Flo: «Emilia, qué estás haciendo?»

Emilia: «Tomando jugo»

Flo: «Qué bien»

Nunca las habíamos oído conversar, generalmente son frases sueltas. La Flo tiene problemas de lenguaje, conoce miles de palabras, pero no tiene bien desarrollada la intención comunicativa. Es como informativa para hablar, dice lo que quiere, cuenta lo que ve, pide cosas. Nunca la hemos visto tener una conversación con otra persona. Cuando la voy a buscar al colegio le pregunto como le fue, qué cosas hizo, con quién jugó, etc. y normalmente no recibo respuesta. Cuando me contesta me dice un simple «bien», aunque no corresponda a lo que le he preguntado.

Nos sorprendió mucho que la Flo le hiciera una pregunta a la Emilia, pero lo que más nos sorprendió es que respondiera a lo que la Emilia le dijo. Mostró interés en lo que hacía su hermana, escuchó su respuesta y respondió de manera atingente. Avanzamos despacito, son muchos mini pasos y eso nos pone muy contentos!!

Reacción al cambio

La Flo odia que le cepillen el pelo, lo malo es que su pelo es muy rebelde y siempre lo tiene enredado. No hay problema para lavarle el pelo (un gran triunfo), solemos ponerle harto acondicionador y cepillarle el pelo antes de enjuagárselo. Mientras se lo seco también se lo cepillo (mientras lo haga despacito) tampoco hay problema. Luego se va a dormir y amanece como el león de la Metro.

Cortarle el pelo es un verdadero drama, desde chica siempre ha odiado sentir las tijeras cerca de su cara, sentir el pelo recién cortado cayendo frente a sus ojos. Hemos tenido muy malas experiencias en peluquerías, así que las evitamos.

despacito

Anoche le cortamos el pelo. Era algo que habíamos conversado varias veces antes, cepillarle el pelo en las mañanas se había vuelto un suplicio, se saca los moños y trenzas que le hago, así que decidimos «cortar» por lo sano.

Quedó bastante mal cortado, me recordó a la canción de 31 Minutos…  

Ella se tocó el pelo, notoriamente más corto que lo normal, y no dijo nada, no se quejó, no gritó, nada. Esta mañana se notaba bastante cómoda con su nuevo corte, igual parecía león cuando despertó, pero no se quejó en ningún momento.

despacito

Sensibilidad táctil

La Flo tiene, secundario al autismo, trastorno de integración sensorial.  Esto la hace muy sensible a algunos estímulos, entre ellos los referidos al tacto. No le gustan las telas gruesas, ni tiesas, ni menos las costuras gruesas. Por eso no puede usar jeans, son muy incómodos para ella.

despacito
Shorts de jeans!!

Hoy la fui a buscar al colegio y se había mojado la ropa, así que le cambiaron los shorts. Tenía puestos unos de jeans!! Ni me acuerdo por qué se los eché en la mochila como ropa de cambio, debe haber sido el día antes de entrar a clase, a última hora y corriendo (como suele ocurrir). Seguro agarré el primer short que encontré y ni me di cuenta que era de jeans… como es amarillo, me debo haber confundido.

Al final ese error de la mamá resultó en un gran avance para mi Flo preciosa!!!

Estamos todos muy contentos con estos grandes avances. Tenemos mucha esperanza que este 2019 sea un gran año, como el anterior, pero un poquito mejor.