Cuando tienes un hijo con autismo, o con cualquier condición o enfermedad que lo haga diferente, te vas a encontrar con muchas personas que van a tener una opinión acerca del tema. La cosa es que muchos de ellos van a compartir su opinión contigo aunque no te interese conocerla, aunque no sea agradable lo que te van a decir, aunque no entiendan nada acerca de lo que le pasa a tu hijo. Van a hablar igual, porque está en la naturaleza humana meterse en los asuntos de los demás aunque no les incumba.

Lo importante es que entendamos que, en la mayoría de los casos, estas personas no tienen mala intención, sólo que no saben bien qué decir cuando alguien les cuenta que su hijo tiene autismo (u otra condición/trastorno/enfermedad), y en vez de hacerle honor a ese gran amigo llamado silencio, hablan sin pensar bien lo que dicen.

Ahora les dejo una lista con 10 tipos de personas que nos hemos encontrado todos, o casi todos, los padres de niños diferentes. Algunos son un verdadero cacho y hay que sacar paciencia de debajo de una piedra para no partirles la cara por ser tan insensibles/ maleducados/ pesados/ pelotudos/ etc. Pero también hay otros que son un verdadero aporte a nuestras vidas.

  1. Los pseudo-expertos

  • Estas personas creen que saben todo acerca de todo, en especial acerca de los trastornos del neurodesarrollo.
  • Dicen que tienen todas las respuestas a tus preguntas (aunque tú no les hayas hecho ninguna pregunta). 
  • Saben la mejor forma de “curar” a tu hijo, aunque esto sea imposible,  porque tu hijo no está enfermo.
  • Te sugieren cambios de dieta, terapias innovadoras y sin sustento científico alguno, cambiarlo de colegio, darle unos “remedios” especiales que una amiga suya prepara, etc.
  • En realidad no son especialistas ( no son médicos, ni terapeutas, ni profesores) ni han vivido jamás con una persona dentro del espectro autista.
  • Aún así no tienen ningún problema en decirte lo que debes o no hacer para que tu hijo se “mejore” del autismo.
  1. Los expertos de verdad

  • Ellos si son expertos, son profesores, terapeutas, médicos, padres de niños en el espectro, gente con real experiencia en el tema.
  • Los verdaderos expertos sólo te darán consejos cuando tú se los pidas, así que deberías pedirles su opinión y consejo.
  • Ellos tiene mucha información de excelente calidad sobre casi cualquier tema que quieras saber.
  1. Los incrédulos

  • Insiste que tu hijo no tiene TEA (trastorno del espectro autista), que en realidad es SDAH (síndrome de déficit atencional con hiperactividad) o cualquier otra idea suya.
  • Te dice que tu hijo se ve “muy normal” y que seguro está mal diagnosticado. 
  • Compara a tu hijo con otros niños para demostrarte que no tiene autismo.
  • Te llena de consejos no solicitados.
  • Opina acerca de todo, lo que haces, lo que no haces, la terapia que tiene, la que no tiene.
  1. Los sufrientes

  • Ellos responden “lo siento” cuando oyen que tu hijo tiene autismo.
  • Estas personas de verdad creen que el autismo es una desgracia espantosa.
  • Es capaz de decirte “yo no sé como lo haces, en tu lugar me habría vuelto loca” (o me habría suicidado).
  • No entienden que es una falta de respeto decir este tipo de cosas, y menos si lo hacen delante de tu hijo.
  1. Los anti-medicamentos

  • Lo primero que te preguntan es si usas medicamentos con tu hijo.personas gente pastillas
  • Si respondes “no” o “sólo como último recurso”, todo está bien.
  • Pero si osas decir que si le das medicamentos a tu hijo… prepárate!
  • Te van a dar un discurso tremendo sobre el tema.
  • Yo recomiendo que les digas que la decisión de medicar o no a un niño es privada y solo concierne a los padres del niño y a su equipo médico y terapéutico.
  • Elegantemente aléjate de estas personas antes que tengan la oportunidad de seguir hablando.
  1. Los anti-vacunas

  • Creen a ciencia cierta que las vacunas son la única causa del autismo y te lo van a decir sinpersonas gente vacunas que tengas que preguntarles. 
  • No importa cuánto discutas con ellos acerca de como eso que ellos dicen no sólo no es verdad sino que también es muy dañino para la salud pública, ellos van a salir siempre con una forma de rebatir tus puntos con respuestas que no tienen ningún asidero científico y se basan en opiniones de personajes públicos (que no son científicos ni médicos).
  1. Los anti-autismo

  • Ellos no creen que el autismo sea un trastorno real.
  • Creen que está sobrediagnosticado y que tu hijo no tiene nada.
  • Incluso harán que la conversación parezca una discusión política. 
  • Harán que sientas que debes “defender” el diagnóstico de tu hijo.
  • Estas personas creen que una buena palmada le va a “quitar” el autismo de un suácate.
  • O que si tu fueras más cariñosa, eso le haría mejor y no tendría nada.
  1. Los “naturistas”unicornio personas gente

  • Saca el mercurio y los transgénicos de la dieta y frótalo con aceite esencial de cuerno de unicornio y el autismo se le va a “ir” mágicamente.
  1. Los preguntones

  • Están llenos de preguntas
    • ¿Cómo supiste que debías llevarlo al médico?
    • ¿Qué médico lo ve?
    • ¿Cómo fue el proceso de diagnóstico?
  • Hacen muchas preguntas porque consideran que el autismo es un tema interesante del que no saben mucho.
  • No son malas personas, de hecho su curiosidad es sincera y buscan saber más para poder entender mejor a las personas con autismo; la cosa es que a veces pueden ser demasiadas preguntas.
  • Invítalo a sentarse con un café (o copa de vino según la hora del día que sea) y conversen con calma del tema.
  1. Los “juzgones”

  • Se fijan en todo lo que haces con tu hijo, cómo le hablas, si le levantas la voz, si eres muy estricta o muy permisiva, si pierdes la paciencia (aunque sea solo un poco).
  • Cualquier cosa que hagas que ellos consideren inadecuada, te van a criticar.
  • Te van a criticar en todo, decirte lo que hiciste mal y lo que debes hacer para solucionarlo.
  • Se regocijan en hacerte sentir como una mala madre en tus peores momentos.
  • Gracias, CTM.
  1. Los apoyadores

  • Estas personas son lo mejor.amigos personas gente
  • Nunca te dan consejos ni opiniones que no has pedido.
  • Son de esa gente que debería haber más en el mundo.
  • Te apoyan en las decisiones que tomas porque saben que los padres son quienes mejor conocen a sus hijos y que siempre quieren lo mejor para ellos.
  • Te dirán justo lo que necesitas oír en un mal momento.
    • Eres una super mamá!
    • Estamos orgullosos de como lo hacen como padres.
    • Tu hijo tiene suerte de tener una madre como tú.
    • Qué rico que encontraron un colegio y que ella está feliz.
    • Por favor dime si necesitas ayuda (y lo dicen de verdad, no de la boca para afuera).
    • Sé que ella es difícil a veces, pero tú haces lo mejor para ella.

 

Seguro que existen muchos más tipos de personas que te encontrarás cuando tiene un niño con autismo. También seguro que en esta lista hay varios tipos de personas que se le “aparecen” a los padres de niños con varios diagnósticos, especialmente los juzgones y los pseudo expertos, que son los más molestos de la lista. Yo personalmente conozco por lo menos uno de cada categoría.

Lo importante es filtrar bien y quedarse con los que de verdad aportan: los verdaderos expertos, los preguntones y los apoyadores, el resto es una pérdida de tiempo y energía que es mejor evitar.